Las 5 mejores técnicas manuales de fisioterapia

A través de la fisioterapia podemos desde evaluar nuestro cuerpo hasta a ayudar a restaurarlo tras una lesión de la mejor forma posible. Con ella podemos diagnosticar y tratar muchas enfermedades comunes y trastornos del movimiento. Y actualmente, han sido tan importantes sus avances, que disponemos de máquinas con las que facilitar nuestro trabajo pero si nos tuviésemos que quedar sólo con una herramienta lo tendríamos muy claro. Para nuestro equipo, nuestras manos son la mejor herramienta que tenemos y por ello, hoy os traemos nuestras 5 técnicas favoritas para recuperarnos de una lesión.

Con nuestras manos podemos trabajar de una forma muy especial y natural nuestras zonas lesionadas y por ello, hoy ellas tienen un protagonismo especial. Así que, vamos a conocer qué progresos y sobre qué casos podemos utilizar esta técnica.

1. Terapia manual

Ideal para cualquier lesión.
Aunque esto puede abarcar muchas cosas, nosotros nos referimos a: estiramientos, masajes y ejercicios de fortalecimiento. En nuestras clínicas de Valladolid, la terapia manual es la principal opción para eliminar restricciones en la circulación y ayudarnos a movernos mejor. ¡La terapia manual debe ser la base de cualquier plan de recuperación!

terapia-manual-physios

2. Hielo

Ideal para las lesiones que presentan zonas inflamadas e hinchadas.
Por la constricción de los vasos sanguíneos, el hielo es una forma estupenda de reducir (e incluso prevenir) la inflamación inmediatamente después de la lesión. Además, destacar que una terapia manual combinada con frío puede mejorar la movilidad de las articulaciones y conseguir así estupendos resultados.

hielo-physios

3. Calor

Ideal para lesiones que implican espasmos musculares y rigidez.
Está totalmente demostrado que si aplicamos calor en una zona lesionada, podremos disminuir el dolor y mejorar nuestra movilidad (sobretodo cuando se trata de lesiones en músculos, tendones y ligamentos). Al conseguir que el tejido sea más flexible, el terapeuta puede trabajar mucho mejor la zona afectada. Eso sí, siempre combinado con la terapia manual para conseguir el mejor efecto.

piedras-physios

4. Ultrasonido

Ideal para lesiones del tejido conectivo
Mediante ondas sonoras (no molestas) generamos algo así como un calor que ayuda a relajar nuestros tejidos y prepararlos para trabajarlos manualmente después. Se dice, que combinando estas dos técnicas, nuestros ligamentos se curan con mayor velocidad.

ultrasonido-physios

5. ¡Ejercicio!

Ideal para cualquier lesión
Sí, esto es algo que nos tenemos que meter en la cabeza. Realizar un ejercicio adecuado para recuperarnos de una lesión (¡ojo! no vale cualquier tipo, nos lo tiene que aconsejar nuestro fisioterapeuta) es una opción genial. Con un correcto programa, podemos fortalecer músculos específicos y hacer frente a desequilibrios musculares.
Es conveniente recordar que muchas de las lesiones pueden surgir por un estilo de vida sedentario y repetitivo.  ¡A través de un ejercicio regular podremos evitar dolores y molestias típicas del día a día!

fisioterapeuta-valladolid

Leave your thought


*